Metáforas

Visualice hace mucho en un tiempo lejano, un grupo de personas sentadas alrededor del fuego, descansando del día y calentándose de la noche. El grupo está formado por varias familias, los jóvenes, los fuertes y los ancianos están todos agrupados juntos para la supervivencia mutua en un entorno hostil. 


La cena ha terminado y un hombre se pone en pie, el grupo se calla pero siente una emocionante curiosidad por lo que el hombre pueda decir. El hombre, que no era viejo según nuestros estándares pero tenía una apariencia que comunicaba su sabiduría y autoridad, comienza a hablar. Comienza transportando a su audiencia al pasado, a sucesos que los unen con actos de valor, resistencia y sacrificio. Sus palabras embelesan a cada oyente y le transportan a un viaje dentro de sí mismo de forma que revive cada historia; incluso si no estuvieron presentes. Tras las historias el grupo dormiría y soñaría y se despertaría la mañana siguiente renovado, revitalizado y preparado para enfrentar el día. El contador de historias tiene una magia especial que permite al oyente viajar en el tiempo y el espacio y acceder a estados y recursos de su inconsciente. Los contadores de historias han estado con nosotros desde que el hombre aprendió a hablar y han sobrevivido a la prensa escrita y a la llegada del entretenimiento electrónico.  

Un gran contador de historias

Un gran contador de historias fue el fundador de la hipnosis moderna, Milton Erickson1. Las historias de Erickson son cautivadoras y grandes ejemplos del arte de la persuasión. Según Sidney Rosen, un estudiante de Erickson, cualquiera que escuchase a Erickson tenía muchas probabilidades de experimentar niveles variables de trance hipnótico. En trance, estamos más abiertos a los mensajes y sugerencias integradas en las historias. Erickson también creía que si el oyente olvidaba una historia su efecto podría ser incluso más potente. A este fin, Erickson y los subsiguientes contadores de historias crearían bucles de historias, encajando una historia dentro de otra y dentro de otra, llevando al oyente cada vez más profundamente a un trance, aumentando la probabilidad de amnesia. 

Hoy, un orador o formador que desee evitar la resistencia, abrir corazones y mentes y facilitar cambios duraderos para su audiencia, hará bien en estudiar y practicar la estructura e impartición de metáforas.  


¿Qué es una metáfora?

La palabra "metáfora” viene de Meta, que significa sobre o acerca y Phorine, que significa significado, también se puede traducir como "transferir” o "traspasar”. Cuando utilizamos una metáfora causamos que el oyente vaya más allá del significado, lo que crea consciencia que crea a su vez elección y la elección permite el cambio. El diccionario define metáfora como: "una figura del lenguaje en la que una palabra o frase que denota literalmente a un tipo de objeto o idea se utiliza en lugar de otro como medio para sugerir semejanza o analogía entre ellas”. Las mejores metáforas le miran a la cara, las está viviendo, y están en todas partes. Es como un pez que pregunta, "¿Dónde está el agua?” De hecho, es más difícil encontrar algo que no sea una metáfora. 

El diseño de una metáfora

Las metáforas construidas cuidadosamente le permiten crear estados emocionales, dar al oyente acceso a recursos mentales, reformular una situación, reducir la resistencia al cambio o ideas nuevas, crear rapport2 y entretener y romper estados negativos. Para hacer un uso básico de la metáfora utilice los siguientes pasos: Paso 1. Desvíe la atención A nadie le gusta que le cuenten las cosas. A las personas les gusta descubrir por sí mismas las respuestas. Al cambiar la atención del oyente de la historia a otro momento, lugar o persona, se reduce la resistencia permitiendo que el oyente extraiga sus propios significados. Paso 2. Consiga que el oyente busque en su inconsciente Al utilizar descripciones no específicas, su metáfora inducirá a un trance al causar que el oyente busque en su interior y complete los detalles de su propio mapa mental o experiencia. Un ejemplo sería: "Quizás si estuviese en una situación similar tendría una idea de qué hacer.” Paso 3. Marque el ritmo de la estructura Para que la metáfora sea eficaz tiene que tener la misma estructura que el problema plantea para ganar perspectiva. Por tanto, si los oyentes se enfrentan a un reto y no saben cómo resolverlo, entonces los sujetos de la metáfora también se enfrentarán a un reto. La diferencia es el resultado. Paso 4. Añada recursos La metáfora necesita un resultado que añadirá recursos al oyente; esto a menudo será una reformulación de lo que significa la situación, por ejemplo, "descubrieron que el reto era de hecho una oportunidad para hacer las cosas mejor.”

Impartición de la metáfora

  • Si usted aún no es un contador de historias nato, escuche a otros que tengan el "don” y luego practique. Si tiene hijos, léales cuentos para irse a dormir y luego practique creando sus propias historias. Si es capaz de cautivar a un niño, va por el buen camino.
  • Una metáfora debe ser significativa; tiene que ajustarse al nivel intelectual, experiencia y situación actual de los oyentes. Los buenos contadores de historias reúnen información acerca de su público y no solo ajustan los contenidos sino también la forma de impartirlos. No hay dos públicos iguales y por tanto una misma historia puede variar en duración y detalle dependiendo de cómo está siendo recibida.
  • Una metáfora es personal. Las personas son más propensas a escuchar y creer una anécdota personal (que usted puede animar un poco).
  • El contador de historias debe utilizar su voz y psicología para escenificar la historia a fin de lograr el máximo efecto.
  • Experimentamos el mundo a través de los cinco sentidos de tacto, gusto, olfato, vista y oído. Todo otro significado y entendimiento se construye internamente. Una metáfora rica en emociones sensoriales es una metáfora poderosa.
  • Por tanto, aprender a contar historias es como aprender a cocinar, al principio se empieza con unos pocos ingredientes sencillos, pero tras unos pocos intentos puede ir añadiendo sabor y especias y hacer que una comida sea tanto satisfactoria como memorable.

Notas

  1. My voice will go with you, The teaching tales of Milton H. Erickson,Paperback- Marzo 17, 1991
  2. Rapport es una relación cercana y armoniosa en la que las personas o grupos de personas implicados entienden los sentimientos los unos de los otros y se comunican bien.
  3. Metaphorical Sentences Are More Emotionally Engaging than Their Literal Counterparts, Francesca M. M. Citron • Adele E. Goldberg, http://www.mitpressjournals.org/doi/abs/10.1162/jocn_a_00654?journalCode=jocn&#.V6RHw47BSRt

Last modified: Thursday, 24 August 2017, 1:02 PM